Un día me pediste una canción…

Este fue un intento.


Al verte solo pensé que quiero ser arte y parte de tu encanto
y al escucharte encontré la rima que cura mi dolor,
al conocerte creo que ya no quiero compartirte
y al besarte ya tuve que contener las ganas de meter al corazón.

Como quisiera ponerle mi nombre a los días pares de tu vida
que pintes de colores mis impares con pasión,
bailarte encima los jueves que me fascinan
y hacer de abril un mes que no hable de desamor.

Es mucho pedir que no me des tanto vértigo
cuando no sabes si vas a querer volar,
pedir que dejes de mover todo mi tiempo
y que solo juntos disfrutemos el pasar.

Eres como la adrenalina que pone mi cuerpo a temblar
pues en las noches solo quiero hacerte soñar
con envolver mi piel entre sabanas en la oscuridad
enloqueciendo sin prisa a tus ganas de hacerlo realidad.

Deseo encender tus ganas de amar
planear un viaje por el mapa del futuro
ese que podemos empezar hoy a respirar
escribiendo cartas al instinto para hacer un nosotros sin fallar.

 

Anuncios